<<  Anterior       Siguiente  >>      

30ª Expedición:10 al 18 de febrero 2018

En esta ocasión hemos viajado los doctores Tomas Epeldegui, Marcos de Antonio, Javier  Areta, Alina Ortega y Paloma Aragonés (traumatólogos); María Pérez y Borja Hinojal (anestesistas); Manuel Linares (bacteriólogo); Yolanda Silva (enfermera); y Javier Areta  junior (voluntario). Allí, como siempre, hemos estado acompañados por los doctores Lionel y Alain y por el personal asignado a trauma.

​

Ha sido una semana de trabajo muy intenso como viene siendo habitual pero con nuevas opciones de trabajo y con pacientes muy diversos, algunos de gran complejidad.

​

Las consultas siguen siendo muy numerosas y los pacientes que vienen a revisión aprovechan la espera para tomar pacientemente el sol en gran conversación.

​

En esta ocasión hemos recibidos más pacientes pediátricos. Hemos atendido también urgencias diferidas como  una fractura de fémur obstétrica en un recién nacido de 8 días de edad al que tuvimos que realizar una inmovilización y otros con diversas fracturas.

Tenemos que agradecer a los anestesistas su gran colaboración. Han anestesiado 22 cirugías mayores y han hecho 5 sedaciones en la sala de escayolas para resolver fracturas.

​

Hemos seguido incrementando técnicas y métodos de trabajo.

​

La gran cantidad de heridas complejas precisaba de tratamientos para poder hacer injertos de piel y para ello hemos adquirido un sistema VAC que hemos podido aplicar inmediatamente.

​

Venimos anunciando nuestra intención de iniciar la cirugía de la columna vertebral en 2018.

​

La ocasión se presentó con un paciente que tenía una grave fractura vertebral con una parálisis en miembro inferior. El Dr. Areta tuvo el coraje de operarle con los materiales de los que disponemos (actualmente no específicos para la cirugía de raquis) con un fantástico resultado y con una progresiva recuperación de la movilidad y fuerza muscular en su pierna paralizada.

Otra nueva adquisición en este viaje ha sido un dermatomo eléctrico con el que hemos podido realizar varios enfermos que precisaban  injertos cutáneos y que esperaban nuestra llegada.

Las cirugías que se han realizado en esa ocasión han sido muy diversas. Además de los injertos y de la cirugía vertebral, hemos operado una prótesis de cadera, una grave deformidad de miembros inferiores y varias secuelas de fracturas antiguas y por supuesto los poli fracturados que nunca faltan a consecuencia de los accidentes de tráfico.

La venida del Dr. Linares ha sido trascendental y nos ha permitido iniciar el proyecto de desarrollar un laboratorio de bacteriología por el que venimos buscando financiación.

Su presencia ha permitido el entrenamiento del personal actual del laboratorio y ha iniciado el diagnostico bacteriológico de nuestras infecciones con las tomas de muestras. Ello nos ha ayudado,  aún sin medios para cultivo, a diferenciar gérmenes y modificar los tratamientos.

También se ha realizado una reunión con el  personal de laboratorio, farmacia y los médicos para desarrollar un programa de indicaciones sobre el uso de antibióticos con mayor eficacia.

En resumen ha sido una campaña en la que:

•    Hemos aportado nuevos aparatajes y medios de tratamiento.

•    Hemos realizado la primera cirugía vertebral.

•    Hemos iniciado los preliminares del futuro laboratorio de bacteriología.

•    Hemos continuado la labor docente de entrenamiento del personal.

•    Hemos iniciado unas pautas de indicaciones de antibioterapia.

​

En el plano personal ha sido enriquecedor la buena convivencia que después de jornadas superiores a las 12 horas de trabajo nos ha dado tiempo para hacer risas, echar las cartas e incluso bailar reduciendo las horas de sueño.

La pena es que al llegar a Barajas faltaron 6 maletas pero no nos ha impedido volver satisfechos.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Consulta nuestra    política de privacidad     y    política de cookies    para obtener más información.   Puedes revocar el consentimiento en la parte inferior de la pagina de inicio